Almendras

Almendras





Las almendras naturales, no saladas, son un aperitivo sabroso y nutritivo con muchos beneficios para la salud. Cargado de minerales, también están entre los más saludables de los frutos secos.

Sólo un puñado de almendras al día ayuda a promover la salud del corazón y prevenir el aumento de peso, e incluso puede ayudar a combatir enfermedades como la diabetes y el Alzheimer.

Comer un buen puñado de almendras al día es una manera fácil de incorporar muchos nutrientes cruciales en la dieta. Las almendras son ricas en vitamina E, calcio, magnesio y potasio.

Además, las almendras son una fuente importante de proteínas y fibras, mientras que son bajas en azúcar.

Los beneficios de las almendras en nuestro día a día son:

almendras

  1. Ayuda a prevenir las enfermedades del corazón y los ataques al corazón

Dos de los compuestos químicos estrella de la nutrición de almendras son ácidos grasos monoinsaturados saludables y antioxidantes que apoyan la salud del corazón y previenen los factores de enfermedades cardiovasculares.

Las almendras proporcionan flavonoides antioxidantes, compuestos a base de plantas presentes en la piel de las almendras que trabajan con vitamina E para mejorar la salud de las arterias y reducir la inflamación.



Las almendras también contienen nutrientes clave para la salud del corazón, incluyendo arginina, magnesio, cobre, manganeso, calcio y potasio. Los estudios muestran que tienen un consistente “malo” efecto reductor del colesterol LDL, especialmente en individuos con alto colesterol y diabetes.

Ayudan a evitar que se formen daños dentro de las paredes arteriales y protejan contra la acumulación peligrosa de placa. Los beneficios nutricionales de las almendras también los convierten en un alimento ideal para mantener niveles saludables de colesterol y presión arterial, además de combatir el aumento de peso y la obesidad, tres de los mayores factores de riesgo asociados con ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

 

  1. Apoye la función sana del cerebro

Las almendras se consideran a menudo uno de los mejores alimentos del cerebro, contienen riboflavina y L-carnitina, dos nutrientes clave capaces de afectar positivamente la actividad neurológica y prevenir el deterioro cognitivo.

Esta es una razón por la cual los adultos, especialmente los ancianos, comen nueces varias veces por semana, ya que están asociados con una reducción en el riesgo de inflamación que puede causar trastornos cerebrales como la demencia y la enfermedad de Alzheimer.

 

  1. Mantener la salud de la piel

Las almendras son una gran fuente de vitamina E y otros antioxidantes que nutren la piel y reducen los signos del envejecimiento. La investigación dice que comer almendras contiene altas concentraciones de antioxidantes de catequina, epicatequina y flavonol, incluyendo quercetina, kaempferol e isorhamnetina, compuestos que combaten el cáncer de piel y el daño mediante la inversión del estrés oxidativo de una mala alimentación, la contaminación y la exposición a luz UV.

Sus grasas saludables, además de su capacidad para mejorar la circulación, también ayudan a mantener la piel hidratada y mejor capacidad de curar heridas.

  1. Ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre y prevenir la diabetes

Añadir almendras a nuestra dieta ayuda a disminuir la velocidad a la que se libera la glucosa (azúcar) en el torrente sanguíneo. Además de controlar el azúcar en la sangre y prevenir la resistencia a la insulina, los beneficios nutricionales de almendras incluyen la capacidad de disminuir otros riesgos comunes de diabetes.

  1. Ayuda con la pérdida de peso y evitar comer en exceso

Las grasas saludables y fibra dietética ayudan en la pérdida de peso, ya que le ayudan a sentirse lleno, frena el comer en exceso. Aunque los frutos secos son ricos en grasas y calorías, prolongan la sensación de satisfacción después de comer y mantienen el azúcar en la sangre más estable que las comidas bajas en grasa.




En diferentes estudios, incluso muestran que las almendras apoyan un metabolismo saludable. Además, las personas que frecuentemente comen almendras y otros frutos conservan el peso corporal más saludable y reducen las tasas de obesidad en el tiempo en comparación con aquellos que evitan los frutos secos.

Otros estudios muestran que cuando las personas a dieta comen almendras diariamente, son menos propensas a consumir excesivamente los carbohidratos y tienen más probabilidades de alcanzar y mantener un peso corporal más saludable.

También se puede optar por usar el aceite de almendras dulces para el pelo

  1. Aumentar la absorción de nutrientes

El cuerpo necesita cantidades adecuadas de grasa en la dieta con el fin de absorber adecuadamente los nutrientes “solubles en grasa”, como las vitaminas A y D. También se consideran uno de los únicos frutos secos que ayudan a alcalinizar el tracto digestivo, reduciendo la acumulación de ácido y equilibrando el El pH del cuerpo.

Un nivel de pH saludable es crucial para la correcta digestión, inmunidad y prevención de enfermedades. Además, los nutrientes presentes en las almendras pueden ayudar a regular las enzimas digestivas que participan en la extracción de nutrientes, la síntesis de colesterol y la producción de ácido biliar.

  1. Aumentar la salud digestiva

Las almendras (especialmente su piel) contienen componentes probióticos que ayudan con la digestión, la desintoxicación y el crecimiento bacteriano saludable dentro de la flora intestinal, una clave para utilizar nutrientes de los alimentos y prevenir deficiencias.

Los estudios explican que las pieles de almendra pueden conducir a una mejora en el “perfil de la microbiota intestinal”, lo que significa que las actividades bacterianas del intestino mejoran.

  1. Puede ayudar a combatir el cáncer y la inflamación

Las almendras contienen gamma-tocoferol, un tipo de vitamina E que actúa como un poderoso antioxidante, lucha contra el daño de los radicales libres y el estrés oxidativo que están relacionados con el cáncer. Muchos estudios encuentran un vínculo entre el consumo de nueces y la prevención del cáncer, incluyendo un menor riesgo de cáncer de colon, de próstata y de mama.

  1. Ayuda a mantener la salud dental y de los huesos

Las almendras son una buena fuente de minerales, incluyendo magnesio y fósforo, que es un nutriente crucial para la construcción y el mantenimiento de dientes y huesos fuertes. Los beneficios nutricionales de las almendras incluyen la capacidad de ayudar a prevenir la caries dental, reducir el riesgo de fracturas óseas y combatir la osteoporosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *