Tienda Online de Aceites Esenciales









Uso de los Aceites Esenciales de forma segura.

Todos los métodos de aplicación son seguros cuando se usan apropiadamente, incluyendo métodos aromáticos, tópicos e internos. Se pueden utilizar uno o varios métodos de aplicación para conseguir el bienestar emocional y físico. Se pueden usar tres métodos principales: Aromático, Aplicación Tópica y Uso interno y Dietético.

Aromático, el sentido del olfato puede generar poderosas respuestas fisiológicas, mentales y emocionales (la esencia de eucalipto es lo mejor). Los aceites esenciales son rápidamente absorbidos por los receptores del olfato, que tienen un enlace directo al sistema límbico a través del nervio olfativo. El sistema límbico es parte del cerebro que soporta una variedad de funciones incluyendo el olfato, las emociones, el comportamiento y la memoria. Por esta razón, los aceites esenciales tienen un efecto especialmente potente a través de la aplicación aromática.
Algunos aceites esenciales inducen efectos estimulantes o revitalizantes, mientras que otros son más calmantes. La difusión es uno de los métodos más sencillos para el uso aromático de los aceites esenciales. Los difusores que usan aire frío o agua son ideales (muy recomendable para las noches los vapores de eucalipto). También se pueden lograr los mismos beneficios para la salud simplemente colocando unas gotas de aceite esencial en la palma de su mano, y luego cubrir alrededor de la nariz mientras respira profundamente.

Aplicación tópica es un método muy eficaz para la aplicación de aceites esenciales. Debido a que los aceites esenciales son liposolubles, penetran fácilmente en la piel. Una vez absorbidos, permanecen en el área aplicada para un beneficio localizado.

Hay muchas maneras de aumentar la absorción de estos aceites naturales en nuestra piel. El uso de un masaje ligero aumentará el flujo de sangre al área de aplicación, mejorando a su vez la distribución en todo el cuerpo. El uso de un aceite portador también puede aumentar la absorción, especialmente en la piel que es seca o escamosa, ya que ayuda a hidratar la piel y el pelo (la mejor mascarilla de aceite de almendras).
Para disminuir la probabilidad de desarrollar una sensibilidad cutánea, especialmente en pieles jóvenes o sensibles, es aconsejable utilizar un aceite portador (como el aceite de coco fraccionado) para diluir los aceites más potentes ,la proporción recomendada de dilución es una gota de aceite esencial a tres gotas de aceite portador.

Siempre es recomendable usar varias dosis pequeñas durante el día en lugar de una sola dosis grande. Comience con la dosis más baja posible (1-2 gotas). Una dosis tópica se puede repetir cada 4-6 horas según sea necesario. Debido a que cada individuo es único, la dosis variará para cada individuo en función del tamaño, la edad y el estado general de salud.

Las áreas más beneficiosas en las que puede aplicar aceites esenciales son: Cuello, frente y sienes, pecho y abdomen, brazos, piernas, parte inferior de los pies.
Otros métodos eficaces de aplicación tópica son:
Añadir unas gotas de aceite a un baño caliente
Agregue aceite a una loción o crema hidratante y luego aplíquelo a la piel
Hay que tener en cuenta las áreas sensibles que debemos evitar: la piel alrededor de los ojos, oídos internos, piel rota o dañada.

Uso Interno y dietético.
Ciertos aceites esenciales tienen una rica historia culinaria y pueden usarse como suplementos dietéticos que soportan una variedad de condiciones saludables.
El aceite esencial aporta muchos beneficios para la salud, así como las propiedades de sabor y aroma a los alimentos. Cuando en su forma concentrada, los aceites esenciales se pueden utilizar como suplementos dietéticos para obtener beneficios de salud más específicos y potentes. El uso interno es un método muy seguro y eficaz de aplicación debido a los sofisticados procesos fisiológicos de nuestros cuerpos.

Cuando se ingieren, los aceites esenciales entran directamente en el torrente sanguíneo a través del tracto gastrointestinal, donde se transportan a través del resto del cuerpo. Los aceites esenciales son liposolubles por lo que son fácilmente transportados a todos los órganos del cuerpo, incluido el cerebro.
La composición de los aceites esenciales es muy compleja. Cada constituyente posee un conjunto único de propiedades bioquímicas que reaccionan con células y órganos de diferentes maneras. Aunque estos mecanismos de acción no son completamente comprendidos, los resultados finales positivos han sido demostrados. Sin embargo, el cuerpo sólo está equipado para manejar dosis adecuadas de aceites esenciales.




Se debe seguir estrictamente la dosificación adecuada de acuerdo con las recomendaciones de etiquetado y otras directrices profesionales para evitar toxicidad.

Métodos efectivos de aplicación interna

Utilice aceites en las recetas para cocinar u hornear para reemplazar las hierbas y especias frescas o secas
Recuerde que los aceites esenciales son mucho más potentes que las hierbas secas o frescas y las especias, así que comience con una cantidad muy pequeña
Agregue los aceites esenciales al agua, batidos, leche, té u otras bebidas
Tome aceites esenciales en cápsulas vegetales, como las perlas de onagra.